Black Friday Reus
  • En Catalunya hace 7 años que se celebra el «Black Friday»
  • En el año 2016 el «Black Friday» supuso un 5,3% del total de la facturación anual de las empresas españolas.
  • El año 2017 en España se batió el récord histórico de ventas durante el «Black Friday».
  • El «Cyber Monday», que se celebra el lunes siguiente, toma el relevo del «Black Friday» con importantes descuentos en el sector tecnológico.
  • El «Black Friday» de 2018 se celebra el próximo 23 de noviembre

El «Black Friday» o «Viernes Negro» es una tradición americana que consiste en una bajada de precios en los principales comercios, durante el último viernes del mes de noviembre, coincidiendo con la inauguración de las compras de Navidad. Pero, ¿cuál es el origen de esta celebración?

El primer uso del término «Black Friday» se dio, no por referirse a las compras de Navidad, sino en relación a una crisis económica: el viernes 24 de septiembre de 1869 2 implacables financieros de Wall Street, Jay Gould y Jim Fisk, tras un intenso trabajo para conseguir grandes beneficios, fracasaron en su empeño y el mercado entró en quiebra. Por ello se nombró a este día como el «viernes negro».

Otra de las historias que acompañan al término «Black Friday» tiene que ver con el papel de los pequeños comercios en el mercado. La tradición cuenta que, después de un año entero de pérdidas (es decir, números rojos), por fin, después del día de Acción de Gracias, llegaba la época navideña, día a partir del cual comenzaban los beneficios, y con ellos, en lugar de números rojos, se producían «números negros».

Otros afirman que su origen se remonta al 19 de noviembre de 1975, día en que el New York Times acuñó por primera vez el adjetivo de «negro» para referirse al desbarajuste del tráfico y el caos que se había dado en la ciudad de Nueva York en ese año debido a los descuentos del día posterior a Acción de Gracias.

Sea cual sea el verdadero origen del nombre, aquí esta tradición se ha ido consolidando y año tras año son más los comercios que se adhieren a la jornada de descuentos. Lo que queremos analizar aquí es si realmente vale la pena realizar estos descuentos tan importantes el último viernes del mes de Noviembre, justo al inicio de la campaña de Navidad.

Black Friday Tarragona

¿Por qué se ha importado el Black Friday en Cataluña?

Porque a las tiendas les conviene ya que empiezan a facturar antes por el período navideño y a los clientes les beneficia porque obtienen descuentos importantes antes de Navidad. En teoría ambas partes ganan, al igual que la economía en general (el consumo es indispensable para recaudar impuestos y pagar los servicios públicos).

Llevar días comerciales desde otras partes del mundo no es nuevo, ni seguramente será el último ejemplo. Es una situación similar al Día de los Solteros, que cada vez va saliendo más de las fronteras chinas para convertirse en algo global, o al menos eso es lo que se pretende impulsar desde el gigante asiático y desde las oficinas de Alibaba, el gigante del comercio electrónico que ha fagocitado y hecho suya esta celebración.

 

¿Es realmente beneficioso para el comercio empezar la campaña de Navidad con descuentos?

Pues no siempre, sobre todo si lo que se provoca es un simple adelanto de las compras de Navidad a cambio de una disminución de los ingresos sin que ello provoque un aumento del número de ventas total del mes de diciembre. Hay que estudiar muy bien qué tipo de producto o servicio se vende y si estas promociones pueden hacer aumentar el volumen de ventas total.

 

¿A quién le puede interesar el Black Friday?

  • A cualquier comercio que se quiera sacar de encima stocks de temporadas anteriores. Nunca en la vida se deben ofrecer durante el Black Friday productos llamados a ser reclamo durante las fiestas. Si conseguimos hacer cajón justo antes de Navidad con productos que no hemos vendido antes y, de paso, hacemos espacio en el almacén, bienvenido Black Friday.
  • A cualquier empresa de servicios la facturación de la que no depende de la campaña de Navidad (como por ejemplo Mirall digital). Si quiero aprovechar la atención mediática del Black Friday para intentar captar más clientes lo tengo que hacer.
  • Los consumidores que tienen muy claro qué producto necesitan (lo han estudiado detenidamente) y lo encuentran a un precio más bajo que el habitual.

 

¿A quién no le interesa el Black Friday?

  • Tal y como hemos adelantado anteriormente todos los comercios que venden productos con salida en la campaña de Navidad no los tienen que vender  por debajo de su precio durante el mes de noviembre, que por eso se inventaron las rebajas de enero.
  • Los consumidores que quieren hacer un regalo pero no tienen la certeza de acertar con la talla, el color o la necesidad a cubrir. Es muy probable que el producto a regalar por Reyes no se pueda devolver al cabo de un mes de su compra y el descuento se nos puede girar a la contra (este factor depende de cada comercio).

 

Y para terminar os queremos recordar que los consumidores tenemos un gran poder y todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Consumir los productos que realmente necesitéis, de proximidad, respetuosos con el medio ambiente y que respeten los derechos laborales de quien los fabrica y/o vende. En nuestro país hay muchísimas empresas que producen y/o venden productos de mucha calidad, diseñados y fabricados por gente que paga sus impuestos aquí, impuestos que ayudan a pagar los servicios públicos y que fortalecen nuestro estado del bienestar.