-La página web tiene que ser el centro de toda la estrategia de marketing digital. El posicionamiento SEO es la gran herramienta digital para aumentar ventas.
-El éxito en las redes sociales tiene que ser una consecuencia del buen trabajo en la web. Las redes sociales tienen que actuar de altavoz
-Instagram está lleno de cuentas con muchísimos seguidores que no generan ingresos. El mismo número de usuarios a la web, generan un regreso mucho más elevado y estable.

El marketing existe para ayudar en las empresas a vender sus productos o servicios y, después de muchos años de existencia, podemos decir que sí, que funciona, que es una herramienta muy necesaria y una de las inversiones con más regreso por las empresas. Uno de los dolores de cabeza más importantes hoy en día es como conseguir aumentar las ventas a través de entornos digitales, con una competencia feroz y unos usuarios/clientes cada vez más exigentes, sobreestimulados y cansados del bombardeo diario.

Uno de los errores más comunes que detectamos a menudo es la apuesta única hacia las redes sociales, aparentemente una herramienta gratuita y al alcance de todo el mundo. En esta entrada intentaré explicaros porque no tenéis que apostar únicamente por la redes sociales, como es de importante tener una buena página web, actualizada y con contenidos de calidad y porque el SEO es la madre de todos los huevos por el marketing digital.

Si no necesitas vender más, no hace falta que continúes leyendo

 

Si eres de los pocos que tienen la suerte de no depender de un sueldo el que explico aquí no te interesa lo más mínimo. Te puedes saltar todo el que diré a la torera y dedicarte a vivir la vida a «tutiplén». Todo lo que explico aquí sólo sirve para vender más. Ahora bien, si necesitas vender más de lo que haces ahora, te recomiendo que sigas leyendo y analices si tu estrategia digital actual es la correcta y como la puedes mejorar. Una primera pista: tu web necesita mejorar.

Necesitas hacer cambios en tu web de manera urgente

 

Esto es así en el 99,9% de los casos, incluido Mirall digital. La web es el centro de toda la estrategia de comunicación, es el principio y el final, es la herramienta digital de venta más potente que tenemos y la que nos permite un mayor número de acciones.

Vosotros cuando necesitáis algo donde la buscáis, en Google o en Instagram? Y cuando queréis pasar el rato que preferís Google o Instagram? En vuestras respuestas hay la luz. Muy bien, necesito hacer cambios en la web, pero qué? Os enumero unos cuántos:
– Actualiza todo el contenido de manera continuada. Crea contenido propio en el blog, ten el portfolio al día, modifica el personal cuando marche o se incorpore alguien,…
– Elimina todo el contenido repetido, banal y que no aporte nada de nada
– Modifica el lenguaje utilizado y deja de tratar los usuarios como burros. Ofreces un servicio integral? Tienes un trato personal y cercano? Tu equipo es multidisciplinario? Eres líder del sector? Os lo diré en inglés porque me gusta más cuanto suena y últimamente sólo miro Netflix: BULLSHIT! Nadie se cree nada de todo esto.
– Diseñad la web, los contenidos, pensando en el usuario y en resolver las dudas que pueda tener al respeto si vale la pena o no contactaros. Una pista: simplificad todo el contenido al máximo!
– Prepárala para SEO. Sin olvidar que estás hablando con personas tu web tiene que ser un caramelito para Google. Estudia las palabras clave que más te convienen, lee todas las guías que puedas sobre SEO y que todo el contenido de tu web haga temblar todos los algoritmos del mundo.
– Escanea tu web cada semana. Pásala por “speed test”, auditores de SEO, herramientas de Google,… Cuando lo hayas hecho corrige los errores de manera inmediata, a ver si tienes suerte y la araña todavía no ha pasado.
– Cuelga y mantén actualizado tu mapa web. Todo lo que sea caerle bien a Google lo tienes que hacer sin dudarlo.
– Dedícate 3 o 4 horas cada semana a analizar la métrica de tu web para saber como vas, que gusta más, donde tienes puntos muertos,… La información es poder.
– Y a la competencia que la bombeen, si te pasas el día mirando qué hacen acabas hablando como ellos y no te diferenciarás en la vida.

 

Las redes sociales son sólo altavoz de nuestras acciones de marketing y comunicación digitales. Por sí solas no son nada

 

Si eres usuario/a de redes sociales sabes perfectamente que las utilizas para saber de tus amigos, conocidos y saludados, estar más o menos informado y, si puede ser, pasar un buen rato. A bien pocos nos interesa recibir un bombardeo constante de publicidad encubierta con fotografías más o menos bonitas. Un ejemplo basado en hechos reales: qué hace una pequeña tienda de ropa colgando cada día una foto a Instagram de los modelos que vende? Qué interés puede tener esto para alguien que está tumbado en el sofá de casa hecho polvo después de 13 horas seguidas fuera de casa? Cuántos días tardará esta tienda a quedarse sin modelos diferentes para hacer fotos? Esta tienda ni siquiera vende por internet!!!! Lo que yo, usuario de redes sociales, quiero es que sepas lo que quiero justo en el momento en el que lo quiero y me lo ofrezcas de la manera más cómoda posible y esto sólo te lo da el SEO/*SEM. El resto de acciones son incordiar por incordiar y una pérdida de tiempo y de dinero.


Estoy diciendo que utilizar las redes es una tonteria? No, evidentemente. Lo que digo es que las utilices para lo que realmente son útiles y te gastes el dinero en lo que realmente funciona, promocionar aquellos contenidos de tu web que te pueden generar más conversiones en ventas. Las redes te pueden ayudar mucho a segmentar el mercado y dirigirte realmente a quien puede tener un interés en tu producto o servicio. Trata cada red social de manera diferente porque cada una tiene sus peculiaridades que hay que respetar. Aquí van una de mis opiniones más controvertidas: si lo que quieres es vender, Instagram no sirve para nada. Os explico porqué:
– Instagram es una red social ideada para fomentar el exhibicionismo y la gente busca esto, el día a día de los otros. La publicidad es demasiado evidente.
– Instagram es un producto anti-internet. Internet nació para compartir y Instagram no permite los enlaces en ninguna parte). Si quiero vender tendré que traer gente a mi web y Instagram no me permite poner el enlace a cada entrada.
– Instagram está lleno de cuentas con miles de seguidores que no consiguen generar ningún tipo de ingreso. Las webs, en cambio, si consiguen un gran número de visitas el número de conversiones es mucho más alto y estable.

Si no tienes una estrategia tu final está cerca

 

Para tener una estrategia con el máximo de garantías necesitas:
– decidir cuáles son tus objetivos
– concretar tus objetivos el máximo posible (necesito vender más, concretamente un 25% más que el año pasado)
– temporalitzar los objetivos
– crear acciones concretas que te ayuden a lograr los objetivos
– ejecutar las acciones diseñadas
– medir el resultado de las acciones realizadas y el regreso
– volver a crear una nueva estrategia
No hay ninguno otro secreto en en cuanto a estrategia que seguir estos pasos.

Gástate el 90% de tu presupuesto en SEO…

 

.. y el 10% restante al promocionarte en redes sociales y en publicidad. Cuando hablo de SEO incluyo la web.
Si apuestas muy fuerte por la web y por el posicionamiento de esta a los buscadores te aseguro que tu nivel de ventas aumentará y, aún es más importante, te mantendrá en un nivel de ventas superior a lo largo del tiempo. El trabajo hecho en SEO dura en el tiempo y cada vez es menos costosa de hacer.

Si le dedicas tiempo y dinero al marketing digital te vuelve mucho más. Deja de colgar fotos en Instagram sin ningún tipo de sentido y focalízate en aquello que te ayudará a vender.

firma Oriol pujols strategy director mirall digital marketing reus