cookies post
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_fade”]

Seguro que navegando por internet te has encontrado en muchísimos lugares webes, para no decir en todos, una advertencia que te obliga aceptar si quieres seguir en aquella web. Esta notificación, si la leemos, nos suele decir que la web utiliza cookies, y que aceptamos su política haciendo clic a “aceptar” o si seguimos navegando, lo estamos aceptando. Pero que estamos aceptando? Estamos haciendo un pacto con el diablo para visitar cualquier web? Pues no, simplemente estamos dando permiso que se guarden cookies a nuestro navegador.

[/qode_animation_holder]
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_fade”]

Sí, seguramente ahora estaréis pensando que si nuestro navegador es como el monstruo de las galletas que guarda cookies. De hecho, aunque tenga este nombre no tiene nada que ver con galletas. De hecho una cookie es un archivo creado por una web con un conjunto de datos que se guardan temporalmente en nuestro navegador (es decir, en nuestro ordenador) y que se van enviando entre el navegador y las webs para saber algunas cosas como por ejemplo si ya nos habíamos registrado en una página o, yendo a cookies más elaboradas, si nos interesa un tipo de producto o si el último golpe que entramos nos interesamos más por unos contenidos o teníamos unos productos a nuestro carro de la compra.

[/qode_animation_holder]
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_fade”]

¿Porque se llaman cookies?

Bien, seguro que estas alturas seguro que os estáis preguntando o sentís un poco de curiosidad porque un archivo donde se guardan datos sobre el que hacéis en una web se llaman así. Pues se ve que es una referencia al cuento de los míticos hermanos Grimm, Hänsel y Gretel. Al igual que en el cuento, los niños para volver a casa dejan un rastro de trozos de galletas, pues nosotros navegando vamos dejando un rastro de “trozos de galletas” y de aquí el nombre. Quizás os esperabais algo más elaborado, no?

[/qode_animation_holder]
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_left”]

¿Tipos de cookies?

Sí, sí, no sólo hay un tipo de galletas, aquí igual que en el mundo físico hay diferentes variantes. Aquí van algunas y para que se suelen utilizar:

[/qode_animation_holder]
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_left”]

Session cookies: Tienen un corto tiempo de vida monte que son borradas cuando cierres el navegador.

Persistent cookies: Son galletas persistentes, que se utilizan para rastrear al usuario guardan información sobre su comportamiento en un sitio web durante un tiempo. Estas pueden ser borradas limpiando los datos del navegador pero algunas tienen una fecha de expiración corta aunque hay algunas que incluso pueden tener una caducidad de diez años.

Secure cookies: Son galletas seguras donde se almacena información cifrada para evitar que los datos sean vulnerables a ataques maliciosos de terceros. Se usan sólo en conexiones HTTPS.

Zombie cookies: son quizás el tipo más curioso porque se recrean a sí mismas después de ser borradas. Esto quiere decir que el navegador realmente no tiene ningún poder sobre ellas porque continuarán regenerándose, de aquí el nombre tan original que tienen. Se guardan en el ordenador o en el aparato directamente y no en el navegador (es decir, donde está guardado el navegador), esto con el fin de que se pueda acceder a ellas sin importar que el navegador se esté usando. Esta misma característica puede convertirlas en una amenaza para la privacidad y seguridad del usuario y, en muchas ocasiones, son usadas con finalidades ilegítimas y malintencionadas.

[/qode_animation_holder]
tipus de galetes
[qode_animation_holder animation_type=”element_from_fade”]

Bien, pues, después de esto quizás ya sabéis qué estáis aceptando visitando nuestra web o en cualquier otra, y sino siempre os podréis leer la política de cookies de cada página, por qué es el que hacéis siempre, no?

cookie monster
[/qode_animation_holder]

Firma Eduard Estradé WEB design + programming mirall digital marketing reus