Tag Archives: Redisseny

xarxes socials - redes sociales

Las redes sociales, ¿ese gran desconocido?

Más de una vez habréis oído la típica frase: “tenéis que estar en las redes sociales”. Y no voy a ser yo quien lo niegue, vengo a marcar un “pero”. Por qué sí, se tiene que estar en las redes sociales pero, primero, tienes que analizar bien qué redes sociales se adaptan mejor a tu negocio y después tienes que saber conducir y, aún más importante, mantener una estrategia comunicativa. Por qué no sirve de nada hacer publicaciones sin pensar qué quieres potenciar. Estar en las redes sociales solo por estar, te conducirá a un espiral vicioso donde no se van a ver los resultados y la persona que gestione las redes va a maldecir hasta a Mark Zuckerberg.

Y, si sois nuevos en este mundillo, tenéis que saber cuántas redes sociales tenéis a vuestro abasto.

Las más conocidas son las tres reinas, Facebook, Instagram y Twitter. Después existen otras como Linkedin, Spotify, Youtube, Flickr, Behance, Tripadvisor, Soundcloud o Pinterest. Tenemos que entender estas redes como diferentes canales de televisión con un público diferente. No són iguales las personas que miran Telecinco que las que miran La2.

xarxes socials - redes sociales

Otra cosa que hay que tener en cuenta es la periodicidad que se quiere publicar en estas redes sociales. Cuantos más posts queramos hacer, más preparación tiene que haber detrás de las redes. Uno de los handicaps que pueden aparecer es cómo mantener esta periodicidad y ser constantes. Tendréis que superar este problema si queréis cumplir con los objetivos.

Hablando de objetivos. Esta claro que los negocios entran en el mundo virtual de las redes sociales para darse a conocer a nuevos clientes, facturar más o fidelizar su clientela. Pero estos objetivos no se van a cumplir en dos dias, ni en tres. Son objetivos a largo plazo y cuando digo “largo plazo”, me refiero a uno o dos años. Es una inversión a largo plazo y por eso es importante conocer todas las herramientas que tenemos a nuestro alrededor y que nos pueden ayudar a gestionar las redes y los puntos fuertes y débiles de cada una de las redes sociales.

Estamos hablando, pues, de plataformas que siguen diferentes tendencias que pueden llegar a cambiar en semanas o dias y, muy posiblemente, tendréis que adaptar vuestro contenido a estas modas. ya lo decían, “reinventarse o morir”.

Todo esto es solo la punta del iceberg, que, si os han parecido muy difíciles, nosotros siempre estaremos dispuestos a echaros una mano. Os animáis?

Anna Fernández audiovisual productions photografy mirall digital marketing reus
projectes - proyectos

Proyectos que se cuecen a fuego lento

A veces, tienes la página del Word vacía y te propusiste publicar una nueva entrada en el blog esta semana. Tienes prisa porque te venga una idea y empiezas a escribir el primero que te pasa por la cabeza. No eres consciente pero que todo necesita su tiempo y que necesitas una buena entrada al blog para gustar y que aquellos que dudaban a contratarte acaben decidiéndose. Por qué no nos engañemos, toda acción en las redes sociales que hacemos tiene un propósito, una finalidad comercial. Es por eso que no vale escribir el primero que te pasa por la cabeza. Podría ser un error. Intentar seguir la actualidad o hablar de temas sensacionalistas y a la orden del día, te puede alejar de tu público objetivo.

El mismo puede pasar cuando encaras un proyecto. Hay veces que puedes pensar que necesitas más horas al día. Que estas ocho horas a la oficina no son suficientes para salir adelante todo el trabajo que tienes que hacer. Y, tampoco mentiremos, que nos encanta hacer. La prisa es muy mala consejera, esto es el que me decía mi abuela. Tenía toda la razón.

De aquí nace la importancia de la creatividad y de saber organizarse. Se tiene que trabajar y se tiene que ser persistente con tu trabajo pero no sacarás nada bueno si lo haces de cualquier manera. Hay que dedicar el tiempo necesario pero también hay que tener la mente abierta. Necesita tiempo por digerir las ideas. No serviría de nada hacer  proyectos de diseño gráfico rápido y a salto de mata. El más fácil sería abrir Pinterest para captar cuatro ideas. Quién dice cuatro, puede decir siete. Y, aun así, no serviría de nada. No le estaríamos ofreciendo a nuestro cliente aquello que se merece. Sólo estaríamos liberándonos de trabajo. Una estrategia que puede funcionar a corto plazo pero a la larga nadie llamaría a tu teléfono para pedirte nada. No querrían ni un logo, ni un lettering, ni ningún vídeo.

Si te paras a pensar, el que vendemos son horas. Nuestro tiempo. Habría que optimizarlo pero tenemos que encontrar el equilibrio. Sin prisa pero sin pausa. Ofrecer a cada cliente aquello necesita. Hay proyectos que se tienen que cocinar a fuego lento, que hagan xup-xup y quizás en un día ves que no has avanzado demasiado pero has sido capaz de justificar todo aquello que harás por aquel proyecto. Que todo tenga sentido, es entonces cuando sabes que el que le ofrecerás al cliente es el que necesita.

Pero yo estaba hablando de cuando tienes una página en blanco para escribir y que tienes que escribir porque quieres publicar una nueva entrada en el blog. Tienes a la cabeza mil cosas y no te puedes concentrar demasiado. Pero haces un café y sin pensar demasiado te pones a escribir, dejas que todo fluya. Be water, my friend, decía Bruce Lee. Te paras y relees el que acabas de escribir. Te preguntes si esto es el que querrías que leyeran tus clientes, recolocas cuatro comas y te quedas satisfecha con el resultado. Cuál es el mensaje que quiero transmitir? Que todo cliente necesita un tiempo, que no ponemos en marcha proyectos para hacerlos de cualquier manera. Decides publicar esta entrada en el blog.

Normalmente, dejar que todo fluya es la mejor forma para trabajar.

rebranding

Rebranding: Borrón y Cuenta Nueva.

Si estáis familiarizados con el mundo de la imagen o del márquetin seguro que habéis oído alguna vez esta palabra, REBRANDING, pero ¿sabéis qué quiere decir y en qué consiste?

¿Qué es el rebranding?

Tal y como indica su nombre el rebranding es repetir un branding, es decir, reconstruir toda una marca ya activa o algunos de sus elementos.

Casi todas la marcas pasan por este proceso, algunas con un cambio más pronunciado y otras con pequeños cambios sutiles pero, sea como sea, el objetivo siempre es cambiar la percepción que el público tiene de la marca. Es importante que este proceso resulte creíble y esté bien pensado y con una estrategia detrás que nos ayude a no perder nuestro objetivo.

¿Cuándo hacer y cuándo no hacer un rebranding?

Hay muchos motivos que nos pueden llevar a realizar un rebranding pero no siempre es aconsejable.

Cuando hacerlo

  • No conectas con tu target: si sientes que tu marca ya no conecta con el público objetivo, ya sea porque ha quedado anticuada o porque no se han tomado buenas decisiones gráficas desde el inicio.
  • Cambio de actividad o de filosofía: si la actividad o la filosofía de la empresa cambia o queréis llevarla por otro camino i necesitáis que transmita un mensaje diferente al actual.
  • Diferenciarte de tus competidores: si estáis en un segmento de mercado muy poblado y os cuesta destacar entre las empresas competidoras.
  • La empresa está en un momento de expansión: si hacéis el salto a otros países y vuestro nombre tiene otro significado o connotación negativa o, simplemente, queréis aprovechar para hacer un cambio.
  • Limpiar la imagen de la empresa: si se ha relacionado la empresa con un hecho desafortunado o la filosofía no encaja con el mercado al que se dirige.

Cuando no hacerlo

  • La empresa funciona y no hay problemas: un rebranding es una estrategia de márquetin, si ya te funciona la que estás aplicando no cambies nada.
  • Por capricho: que tu color favorito ahora sea el verde no te da derecho a cambiarle el color a la marca, las estrategias de marca deben pensarse y estar justificadas.

Ejemplos de rebrandings famosos

rebranding
rebranding
rebranding
rebranding
Firma Maria Jiménez Graphic design illustration mirall digital marketing reus