storytelling - storydoing

 

Ya  lo hacía mi padre cuando yo era pequeña y lo he continuado haciendo yo con mis hijos: descubrir, emocionar, viajar y captar la atención mediante cuentos, historias reales o aventuras llenas de magia, estamos hechos de experiencias e historias vividas y esto es el que nos llena de emoción nuestra vida.

Así que, no hemos inventado nada, sólo le hemos puesto un nombre: STORYTELLING. Emocionar y conectar con tus clientes mediante una historia que te identifique. Busca la historia de tu organización, qué la hace diferente, cuál es tu valor añadido y cuéntalo.

Pero esto ya no es el que nos diferencia, el nuevo consumidor está saturado de escuchar historias que ya no se cree, que ya no le emocionan. Se ha acabado de hablar de la marca por la marca sin tener en cuenta qué quiere el consumidor, debemos hablar a nuestro cliente.

Por lo tanto, ante todo hace falta que hagamos una escucha activa, que conozcamos muy bien que necesita nuestro consumidor para comunicar mediante la acción, porque cómo dice el gran Woody Allen:

Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas

Demos un paso más allá, facilitemos la vivencia y la interacción con la marca, para ser parte de la marca en tiempo real, el salto hacia un Marketing Experiencial, pasamos al STORYDOING.

El producto es mudo quién hablar es la marca, hace falta que creemos experiencias y construyamos relaciones alrededor suyo. Hace falta que inventemos productos, servicios, herramientas, soluciones que por ellas mismas comuniquen, cada vez más, nuestro consumidor valora más que la marca sea útil en lugar de que tenga un cierto prestigio.

Hagamos un cambio de paradigma, no hay que hacer lo que el consumidor quiere sino que hay que hacer que el consumidor quiera algo, creemos la necesidad.

Os adjunto un ejemplo de como las grandes marcas están dando el paso a un marketing experiencial al servicio del consumidor. Volvo siguiendo su principal valor de marca, la seguridad, ofrece una solución a un colectivo que no se propiamente el suyo: los ciclistas.

Escuchan a los usuarios, identifican un problema y ofrecen una solución, su reputación incrementa en el momento.

No cuentes historias, haz historia!

Un paso más allá sería STORYLIVING. Se trata de contar las experiencias que viven la gente que hace la marca, contar las creencias de marca, la marca se posiciona, con estas acciones el que consiguen es movilizar masas luchando por un objetivo.

Aquí os dejo un ejemplo de la edición británica de la revista Elle, donde el que reclama la campaña es más mujeres en altos cargos directivos, reafirmando que el éxito de una mujer nos hace a todas más fuertes.

Dejemos de contar y vamos a hacer que pasen cosas…

Firma núria rios marketing director mirall digital marketing reus