Un keyword research o estudio de palabras clave es uno de los primeros pasos fundamentales para posicionar una web en Google.

En esta entrada vamos a enumerar los pasos a seguir para hacer un buen estudio de palabras clave para tu página web que te ayudarà en la creación de contenidos con el objetivo de aumentar el tráfico hacia tu web.

1. Averiguar cómo se busca tu producto o servicio

Encontrar las palabras clave correctas para el producto o servicio que ofrecemos, que principalmente serán las que debamos incluir dentro de nuestra web.

Es muy importante que conozcamos nuestro sector y estudiemos cómo se buscan o se podrían buscar nuestros productos o servicios.

También es muy importante conocer a tu competencia, y saber por dónde se mueven ellos para actuar en consecuencia.

Debemos conocer bien lo que ofrecemos, para saber la raíz de nuestras palabras claves, teniendo claro:

  • Qué vendemos u ofrecemos
  • Qué servicios tenemos
  • Cuál es nuestro valor añadido y ventaja competitiva respecto a la competencia
  • Público objetivo

Tipos de keywords

Hay que ponerse en la piel de la persona que busca lo que tú ofreces y que te gustaría que comprase o que realizara la acción que pretendes.

Si nos centramos en palabras muy genéricas nos estaremos enfrentando a grandes marcas del sector, que tienen mucha más envergadura y recursos y que ya han adquirido una relevancia difícil de disputarles. Por otra parte, cuando alguien busca una palabra clave demasiado genérica, zapatos por ejemplo, no tiene mucha pinta de querer comprar.

Es importante que antes diferenciemos los tipos de keywords en función de varios criterios: keywords que impliquen intención del usuario y según el volumen de búsqueda que tienen.

Intención del usuario

En función de este criterio, tendríamos que diferenciar entre keywords informativas, transaccionales y navegacionales.

  • Las informativas son las que simplemente buscan información (cómo se hace esto o lo otro, por ejemplo).
  • Las transaccionales son las que llevan implícita alguna intención de convertir (comprar esto, o descargar esto otro, por ejemplo).
  • Las navegacionales son aquellas que se enfocan en una web determinada (Instagram, publico.es, etc).

Volumen de búsquedas

Por otra parte tendríamos que diferenciar las palabras clave por su volumen de búsquedas.

Las keywords siempre irán de lo más genérico a lo más concreto, como una pirámide de la punta a la base. En este aspecto tendríamos que diferenciar:

  • Head o genéricas: estas son las más difíciles para posicionarnos, porque como comentábamos antes, estaríamos peleando con las grandes marcas ya posicionadas. Aquí encontrarás mucha competencia.
  • Middle Tail: estas son algo menos genéricas, pero siguen sin ser muy concretas.
  • Long Tail: son las búsquedas más específicas, donde además existe mucha menos competencia, y que además convierten mucho más, ya que llevan implícito un interés de compra bastante claro. Cuanto mayor sea el nivel de detalle al que llegan, más long tail serán.

En estas últimas es donde habría que enfocarse, atacando búsquedas más largas y concretas.

2. Herramientas para hacer una búsqueda de palabras clave

Se podrían utilizar varias herramientas para hacer este estudio, y todas son válidas, todo dependerá del grado de detalle y análisis al que pretendamos llegar.

Google Autosuggest

Como primer acercamiento, si buscamos la palabra genérica  en Google y ponemos un espacio, ya nos sugiere varios resultados, que son las búsquedas más frecuentes o con más volumen (no olvides que Google pone mucho empeño en mejorar la experiencia de sus usuarios, de ahí que te ofrezca lo que más se busca).

Esto es “Google Autosuggest”, y es perfecto porque supone una primera aproximación para saber qué y cómo busca la gente.

Übersuggest

Existe una herramienta muy útil y muy sencilla, llamada Übersuggest que lo que nos ofrece son las combinaciones de palabras, cada vez haciéndolas más long tail, es decir, cada vez más definidas.

Lo que realmente hace es recopilar los datos que aporta Google Autosuggest y hace un desglose de cada grupo de palabras llevándolas a mayor detalle.

Introduces el término de búsqueda y seleccionas el idioma. El menú te permite filtrar por Web, Imágenes, Shopping, YouTube o Noticias.

Lo normal es dejarlo en Web si lo que queremos son búsquedas en Google. Si buscásemos algo más específico para posicionar una imagen, noticia, etc., seleccionaríamos alguna de las otras opciones.

Cada grupo de palabras es expandible para alargarlo, y se puede analizar el término de búsqueda directamente hacia Google Trends.

Luego habrá que descartar las que consideremos, o seleccionar varias y verlo como texto.

Google Trends

Esta herramienta da una información muy valiosa que no hay que desaprovechar.

Se puede comparar el interés a lo largo del tiempo sobre un término respecto a otros, pudiendo comparar hasta con 5 términos de búsqueda.

Geográficamente, se puede filtrar por país, por región o por ciudad. A nivel temporal, se puede personalizar el intervalo de tiempo que te interese. Esto es muy interesante para observar si hay estacionalidades. La ventaja de esta plataforma de Google es que analiza qué, cómo y cuándo busca la gente.

Al introducir el término o el tema que nos interesa para analizarlo, la propia herramienta te propone otras búsquedas relacionadas con aquello que hemos buscado. Esto es muy útil para mejorar contenidos que ya tengamos o para crear nuevos. Además, te sugiere temas que también han interesado a nuestro público.

Esto es genial porque nos da pistas acerca de lo que podríamos incluir en los textos de nuestra web y temas sobre los que también podríamos hablar si están relacionados.

Answer The Public

Otra herramienta muy útil y gratuita es AnswerThePublic. Lo que esta nos ofrece es algo parecido a Übersuggest, haciendo un abanico de sugerencias de búsqueda sobre el término que busquemos.

Sólo hay que poner la palabra clave y seleccionar el país. A continuación, tras analizar los datos, carga una imagen bastante ilustrativa en la que sugiere búsquedas que contienen palabras como qué, dónde, quién, por qué, cuándo, son, cual. Sobre cada una de estas, muestra las búsquedas más frecuentes con ese término.

3. ¿Cómo saber cuáles son las mejores keywords?

Podríamos utilizar varias herramientas de pago que funcionan muy bien (Semrush, Ahrefs…), pero queremos resaltar una herramienta, también de Google, realmente útil y quizá más accesible.

Google Keyword Planner

Dentro de la plataforma de Google Ads se encuentra la herramienta Google Keyword Planner.

La primera opción que permite esta herramienta es la de segmentar geográficamente, ya sea por país, o hacer un filtro por provincias o regiones. Al igual que Google Trends, también permite personalizar el intervalo de tiempo que queramos, si buscamos datos de un periodo de tiempo concreto.

Una vez hecho esto, se inserta el término de búsqueda que queramos y te sugiere “ideas para el grupo de anuncios” e “ideas para palabras clave”.

La información que nos muestra es:

  • Gráfico de promedio de búsquedas mensuales: por defecto, el periodo de tiempo que muestra es el de los últimos 12 meses.
  • Promedio de búsquedas mensuales: representa la media de búsquedas mensuales de los últimos 12 meses (o el intervalo de tiempo que hayamos configurado).
  • Competencia: indica si es una palabra muy disputada, teniendo en cuenta el número de anunciantes para cada palabra clave comparándolo con todas las palabras clave de Google, y las clasifica como competencia baja, media o alta.
  • Puja sugerida: es una estimación sobre el CPC de cada palabra clave

Todos los datos se pueden ordenar en función de la columna que queramos, simplemente clicando en el título de cada columna. Pero en realidad no nos interesa tanto ni la competencia ni el CPC, porque no estamos tratando de hacer anuncios pagados, sino que hablamos de SEO.

Por tanto lo más conveniente en este punto es ordenarlo por el volumen de búsquedas de mayor a menor (que es como sale por defecto). De ahí, seleccionaremos aquellas que nos interesen teniendo en cuenta el volumen de búsqueda y, por supuesto, que sean términos relacionados con nuestro producto (jugando con singular y plural, sinónimos, etc.).

De entre todas las que tengamos, viendo los volúmenes de búsqueda y los términos más interesantes, tendremos que recopilar las que sean más relevantes.

De ahí saldrán las keywords que tendremos que trabajar para nuestro SEO On Page (dentro de nuestra página web, aquellos factores que tiene en cuenta Google para considerarnos relevantes y posicionarnos), es decir, en los textos, descripciones de producto, h1, h2, h3, categorías, títulos y textos alternativos de imágenes, etc.

No olvidemos la importancia del uso de sinónimos, términos relacionados y que las keywords guarden una conexión entre ellas.

Si Google percibe que nuestro contenido tiene ideas que se relacionan entre sí y bien estructuradas, entenderá que ese contenido puede aportar más valor al usuario.

Volvemos a decirlo: Google se afana en que sus usuarios tengan una buena experiencia al navegar, así que si tienes contenido de valor, serás más relevante.

El estudio que hemos hecho va a ser la base de nuestra web y es un punto vital para poner en marcha nuestro proyecto digital, que va a condicionar además el posicionamiento de nuestro proyecto en los resultados de búsqueda de Google. A partir de aquí sólo tendremos que hacer un buen diseño web, crear contenidos de forma habitual y distribuirlos mediante las redes sociales. La búsqueda orgánica no tardará en dar frutos.